Con esta premisa Productos Alimenticios de Venezuela C.A., (Proalveca) está patrocinando el Club Deportivo Miranda, equipo de fútbol en este municipio del estado Carabobo para que participen en la liga local y en su categoría sub 14.

El aporte de Proalveca ha hecho posible  la participación del equipo en el Campeonato Nacional Comunitario Interclubes que tiene como sede la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia, en el occidente de Venezuela.

La gerencia de la empresa sigue dando aportes que les permiten a las comunidades ubicadas en su área geográfica de influencia, oriente de Yaracuy y occidente de Carabobo, crecer económicamente y también aupar la actividad deportiva para el bienestar físico y emocional de la juventud de estas comunidades.  Invertir en el deporte es invertir en el futuro del país.

El sábado 14 de octubre se ofreció un taller para los trabajadores del área administrativa y supervisores de área de Productos Alimenticios de Venezuela C.A., (Proalveca) sobre el manejo de las relaciones interpersonales en ambientes laborales.

Esta actividad se realizó en los espacios del estabelecimiento Heladería Ti Tono, en la población de Miranda, estado Carabobo; donde acudieron veintiséis trabajadores de las áreas administrativas y de producción de Proalveca.

La organización del entrenamiento estuvo a cargo del Psicólogo Jesús Torres, de la empresa PsicoMental C.A., y donde actuó como facilitador el Psicólogo y Psicodramatista, Ronald Serrano Cazorla; quien reveló que el objetivo de dicha actividad consiste en ayudar, a través de técnicas vivenciales, a reflexionar sobre los procesos personales y grupales que inciden en el manejo de las relaciones entre personas que trabajan juntas.

El profesional de la Psicología reveló que el grupo demuestra que son personas que están cohesionadas, pero que necesitan trabajar en equipo, con metas bien claras y definidas, trabajar la integración, la cual se puede lograr mediante la implementación del trabajo entre pares, trabajo rotatorio por parejas, con la finalidad de estimular el trabajo cooperativo. Por otra parte, recomendó crear un espacio donde los trabajadores puedan expresar sus sentimientos, reflexionar sobre los resultados del día a día, para aclarar las debilidades y convertirlas en fortalezas.

Una vez más la empresa Proalveca invierte en la formación y preparación de sus trabajadores para que sean más eficientes y productivos mediante el trabajo en equipo, en función de las metas que la organización tiene establecidas.

 

Ser padres lo aprendemos en el camino, por ensayo y error, en el mejor de los casos con los ejemplos, modelos, que se traen de la experiencia de ser hijos. Aprendimos a tener familia, mas no nos enseñaron a ser familia. Ser familia es un continuo aprendizaje. Es sostener en pleno funcionamiento el triángulo padre-madre-hijo(s). Establecer contacto directo, permanente y congruente.

Ser padre es para siempre. No hay rompimiento, ni aún después de la muerte. Serás padre por siempre. Cuando se adquiere la responsabilidad de ser padre se implican muchas cosas que este post resultará insuficiente para tratarlas con profundidad como este tema lo requiere. Me referiré al contacto como forma de cultivar, edificar y sostener una relación padre-hijo(s). No hay padre sin hijos, ni hijos sin padres.

Me voy a detener en el contacto. Para efectos de este artículo para que exista contacto es condición la cercanía de ambas personas. Como necesario es que sea congruente. Por tanto el contacto no puede ser para evitar el “qué dirán”, para aparentar que se es un “súper-papá”. El contacto ha de ser congruente, coherente, lógico y conveniente.

No se trata de comunicarnos, al fin y al cabo en estos tiempos de tecnología por los cuatro costados tenemos los dispositivos para garantizarnos la comunicación debida con los hijos. El contacto de la presencia, esa que se da cuando abrazamos, besamos, escuchamos, olemos, sentimos y nos hacemos sentir. Es hacer presencia efectiva. Como lo expresa Manuel Barroso en su libro Ser familia (2009) “Lo importante es el vínculo trascendental, permanente e incondicional, que se inicia en el tiempo y en el espacio, y que dura para siempre… La presencia es el principio básico de todo desempeño efectivo… La presencia es la verdad del contacto, es la energía y la plenitud… El contacto se convierte en presencia, y ambos en congruencia. Cuando estoy presente soy congruente. El congruente transmite el mensaje que está ahí, en contacto, de verdad”.

En consecuencia, el contacto que da vida, humaniza, protege, orienta, escucha, acompaña, levanta, sostiene. Contacto es tener conciencia plena de la responsabilidad de ser padre, de ser familia y ser comunidad. Y lo más importante, es una de decisión que depende única y exclusivamente de la persona que tiene la valiosa oportunidad de ser padre.

Concluyo con una frase de Barroso (op. cit.) “La experiencia de ser familia, es la única experiencia de crecimiento que puede rescatar al humano, con toda su complejidad. Sólo mediante la experiencia de ser familia, se podrá soñar, sentir, crecer, amar y vivir”.

¿Cuál es tu experiencia? ¿Estás en contacto con tu hijo?