Con esta premisa Productos Alimenticios de Venezuela C.A., (Proalveca) está patrocinando el Club Deportivo Miranda, equipo de fútbol en este municipio del estado Carabobo para que participen en la liga local y en su categoría sub 14.

El aporte de Proalveca ha hecho posible  la participación del equipo en el Campeonato Nacional Comunitario Interclubes que tiene como sede la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia, en el occidente de Venezuela.

La gerencia de la empresa sigue dando aportes que les permiten a las comunidades ubicadas en su área geográfica de influencia, oriente de Yaracuy y occidente de Carabobo, crecer económicamente y también aupar la actividad deportiva para el bienestar físico y emocional de la juventud de estas comunidades.  Invertir en el deporte es invertir en el futuro del país.

Treinta y tres jóvenes de los valles altos de Carabobo y Yaracuy se están formando en el Programa de Manejo de Granjas Pollo Engorde en la modalidad de Desarrollo del Aprendizaje de las Empresas que ha emprendido Productos Alimenticios de Venezuela (Proalveca) en el marco del Plan Nacional de Aprendizaje del Instituto de Cooperación Educativa Socialista (INCES).

Los aprendices provienen de Bejuma, Chirgua, Miranda y Nirgua

“Este programa consta de cinco módulos teórico practico donde los participantes recibirán herramientas que los capacitará para atender granjas de pollo de engorde con una formación integral en valores familiares y empresariales que tienen que ver con relaciones interpersonales, educación sexual, calidad total, desarrollo del pensamiento, higiene y seguridad industrial, aprendizaje efectivo y ética” explicó el Psicólogo Jesús Torres, coordinador del entrenamiento.

Agregó Torres, que los mas de treinta participantes provienen de Bejuma, Chirgua, Miranda y Nirgua son aprendices INCES que han demostrado buena disposición para aprender las técnicas que le permitirán asumir responsabilidades en el manejo de granjas de pollo de engorde, un área vital para la empresa Proalveca.

Para el desarrollo del programa se cuenta con facilitadores como el propio Jesús Torres, además de Nabil Alvarado, Haydee Martínez, Laurimar Núñez, Mary Tirado, Yohaida Tua, Caryme Medina, Rubén Rumbos y Enzo Piña; cada uno de ellos especialistas en sus respectivas áreas.

Calificados facilitadores transmiten sus conocimientos

Por su parte la Gerente General de Proalveca, Conchita Giordano, dijo sentirse muy conforme con la cantidad de jóvenes que atendieron nuestro llamado para incorporarse a este interesante programa que cuenta con el reconocimiento y respaldo del INCES. “Algo interesante que han demostrado en las dos primeras semanas de formación ha sido la creatividad. Los trabajos entregados para cubrir el primer modulo nos hace vaticinar que los resultados serán alentadores y que los chicos y chicas están muy entusiasmados. Por otra parte, queremos enfatizar en valores tan importantes como la familia, trabajo en equipo, honestidad, amistad, generosidad y la ética, que son pilares donde también se sostiene nuestra organización”

Con payasos, recreadores, colchones inflables, juegos, golosinas, obsequios; se celebró el Día del Niño el sábado 22 de julio en el salón de  festejos de El Caney, en la población de Montalbán.

La empresa Inflalandia dispuso los colchones inflables, el toro mecánico y el trampolín. Ricky y Many Diversiones tuvo a cargo la actividad de la pintacarita y de los recreadores quienes, junto con el Payaso Plumita y el Mago Richard, entretuvieron a los agasajados.

Durante toda la tarde degustaron de cotufas, refrescos, perros caliente, algodón de azúcar; mientras correteaban desde los colchones al salón para bailar y, al llamado de los recreadores, concursar por regalos sorpresa.

Luego para finalizar se les entregó a cada niño y niña un cotillón con dulces y golosinas.

Mas detalles en la galería de fotos.

 

Ser padres lo aprendemos en el camino, por ensayo y error, en el mejor de los casos con los ejemplos, modelos, que se traen de la experiencia de ser hijos. Aprendimos a tener familia, mas no nos enseñaron a ser familia. Ser familia es un continuo aprendizaje. Es sostener en pleno funcionamiento el triángulo padre-madre-hijo(s). Establecer contacto directo, permanente y congruente.

Ser padre es para siempre. No hay rompimiento, ni aún después de la muerte. Serás padre por siempre. Cuando se adquiere la responsabilidad de ser padre se implican muchas cosas que este post resultará insuficiente para tratarlas con profundidad como este tema lo requiere. Me referiré al contacto como forma de cultivar, edificar y sostener una relación padre-hijo(s). No hay padre sin hijos, ni hijos sin padres.

Me voy a detener en el contacto. Para efectos de este artículo para que exista contacto es condición la cercanía de ambas personas. Como necesario es que sea congruente. Por tanto el contacto no puede ser para evitar el “qué dirán”, para aparentar que se es un “súper-papá”. El contacto ha de ser congruente, coherente, lógico y conveniente.

No se trata de comunicarnos, al fin y al cabo en estos tiempos de tecnología por los cuatro costados tenemos los dispositivos para garantizarnos la comunicación debida con los hijos. El contacto de la presencia, esa que se da cuando abrazamos, besamos, escuchamos, olemos, sentimos y nos hacemos sentir. Es hacer presencia efectiva. Como lo expresa Manuel Barroso en su libro Ser familia (2009) “Lo importante es el vínculo trascendental, permanente e incondicional, que se inicia en el tiempo y en el espacio, y que dura para siempre… La presencia es el principio básico de todo desempeño efectivo… La presencia es la verdad del contacto, es la energía y la plenitud… El contacto se convierte en presencia, y ambos en congruencia. Cuando estoy presente soy congruente. El congruente transmite el mensaje que está ahí, en contacto, de verdad”.

En consecuencia, el contacto que da vida, humaniza, protege, orienta, escucha, acompaña, levanta, sostiene. Contacto es tener conciencia plena de la responsabilidad de ser padre, de ser familia y ser comunidad. Y lo más importante, es una de decisión que depende única y exclusivamente de la persona que tiene la valiosa oportunidad de ser padre.

Concluyo con una frase de Barroso (op. cit.) “La experiencia de ser familia, es la única experiencia de crecimiento que puede rescatar al humano, con toda su complejidad. Sólo mediante la experiencia de ser familia, se podrá soñar, sentir, crecer, amar y vivir”.

¿Cuál es tu experiencia? ¿Estás en contacto con tu hijo?